7 mascarillas súper sencillas para las que necesitas solo dos ingredientes

La piel del rostro recibe constantemente los embates de los elementos del ambiente. Junto con la resequedad, o el exceso de humedad, deterioran paulatinamente la calidad del cutis. Por lo tanto, es necesario tener una buena rutina de limpieza.

Aportan nutrientes, equilibran los niveles de grasa y humedad del rostro, y son muy fáciles de preparar.

Siempre es importante lavar el rostro con agua y mantenerlo humectado, y para potenciar estos cuidados rutinarios, puedes probar alguna de estas siete mascarillas para las que necesitas solo dos ingredientes. Te ayudarán a recuperar diversos nutrientes necesarios para la salud de la piel de la cara.

Miel y jugo de limón

%name 7 mascarillas súper sencillas para las que necesitas solo dos ingredientes

La mezcla de miel y limón ayuda a eliminar las impurezas, a la vez que aporta proteínas regenerativas y vitamina C para combatir el acné.

Preparación y aplicación:

– Vierte 2 cucharadas de miel sobre el zumo de un limón.

– Lava tu rostro y aplica la mezcla (excepto en el contorno de los ojos).

– Deja reposar por 15 minutos.

– Enjuaga con agua tibia.

Leche y jugo de tomate

%name 7 mascarillas súper sencillas para las que necesitas solo dos ingredientes

La leche de vaca es hidratante y antibacteriana, mientras que el tomate limpia la piel, hace desaparecer las manchas y contribuye a sanar las quemaduras por exposición solar.

Preparación y aplicación:

– Mezcla el zumo de un tomate maduro con 1/4 de taza de leche.

– Sigue mezclando hasta obtener una pasta espesa y homogénea.

– Limpia y seca tu cara. Luego, aplica la mascarilla por todo tu rostro.

– Deja reposar por 15 minutos y retírala con agua tibia.

Miel y canela

%name 7 mascarillas súper sencillas para las que necesitas solo dos ingredientes

Esta receta es ideal para aplicar por las noches, después de lavar el rostro. Tiene propiedades antioxidantes, antibacterianas y antiinflamatorias.

Preparación y aplicación:

– Mezcla tres cucharadas de miel con una cucharada de canela molida.

– Aplica sobre tu cara, preferiblemente con una brocha.

– Deja actuar por 15 minutos y luego retírala con agua tibia.

loading...

Clara de huevo y jugo de limón

%name 7 mascarillas súper sencillas para las que necesitas solo dos ingredientes

La clara de huevo aporta proteínas y nutrientes para potenciar la elasticidad, mientras que el jugo de limón tiene efectos antibacterianos.

Preparación y aplicación:

– Separa la clara de la yema y bátela con el zumo de medio limón.

– Usa una brocha para aplicar la mascarilla.

– Deja actuar por 15 minutos.

– Retira con agua tibia, haciendo movimientos circulares.

Aceite de argán y aceite de limón

%name 7 mascarillas súper sencillas para las que necesitas solo dos ingredientes

El aceite de argán es antiinflamatorio y regenera la piel, mientras que el aceite de limón es antioxidante y antiséptico. Una combinación poderosa.

Preparación y aplicación:

– Mezcla una cucharada de aceite de argán con una cucharada de aceite de limón hasta obtener una pasta homogénea.

– Aplica en tu rostro y deja actuar por 15 minutos.

– Retira con agua tibia.

– Hidrata con tu crema humectante habitual.

Aloe vera y cúrcuma

%name 7 mascarillas súper sencillas para las que necesitas solo dos ingredientes

La cúrcuma combate el acné y la dermatitis, mientras que el aloe vera aporta vitamina E, que alivia quemaduras solares y promueve la hidratación. Esta mascarilla es principalmente nocturna.

Preparación y aplicación:

– Mezcla cuatro cucharadas de aloe vera y dos cucharadas de cúrcuma hasta hacer una pasta homogénea.

– Aplica la pasta en todo tu rostro. Deja actuar por 20 minutos.

– Retira con agua tibia.

– Lava tu rostro e hidrátalo habitualmente.

Aceite de coco y bicarbonato de sodio

%name 7 mascarillas súper sencillas para las que necesitas solo dos ingredientes

El aceite de coco es hidratante y antiséptico, mientras que el bicarbonato de sodio limpia y equilibra los niveles de grasa.

Preparación y aplicación:

– Mezcla una cucharada de aceite de coco y una cucharadita de bicarbonato de sodio.

– Aplica en tu rostro con una brocha. Deja actuar por 20 minutos.

– Enjuaga con agua tibia.

– Hidrata con tu crema humectante habitual.

Estas mascarillas son muy sencillas de preparar, y con el tiempo verás que también son muy efectivas. Por supuesto, toma las precauciones necesarias si has notado anteriormente que alguno de estos ingredientes no te hacen bien, y ante cualquier reacción adversa, consulta con un médico.



  ¿Te gusto la noticia? si es así apoyanos compartiéndola en tus redes sociales. Déjanos un comentario. Te invitamos a que nos sigas por nuestras redes sociales, nos encuentras en twitter y facebook como InfoUnoOficial - https://www.facebook.com/InfoUnoOficial/
Mi texto escondido
 

loading...
error: