Corea del Sur lanza su primera misión a la Luna. Lo ha hecho en un Falcon 9 reutilizado de SpaceX, y eso es un hito

Corea del Sur ya puede presumir de haber lanzado una misión espacial a la Luna. Si todo va bien —y parece que lo hará— el país asiático se convertirá así en el octavo país de la historia en lograr poner un satélite en órbita alrededor de otro cuerpo planetario.

La misión coreana es además singular por otro hito: la nave que orbitará la Luna, llamada KPLO (Korean Pathfinder Lunar Orbiter, también llamado Danuri) se ha lanzado en un Falcon 9 que ya había sido lanzado cinco veces anteriormente. Así, no solo Corea del Sur logra un hito singular: también lo hace la tecnología de cohetes reutilizables de SpaceX, que por primera vez demuestra que también se pueden usar para misiones lunares.

Corea se ha ahorrado un buen dinero

Cuando Corea del Sur planteó su misión KPLO a finales de 2017 decidió que usaría un cohete Falcon 9 para lanzar esa nave. Tan solo habían pasado seis meses desde que se completara la primera reutilización de la primera etapa de estos cohetes.

El cohete por fin podía lanzarse, y su primera etapa volvía a nuestro planeta por sí sola para luego poder ser usada en lanzamientos posteriores. Parecía magia —una que costó años que funcionase—, y aquello dejaba claro que se iniciaba una era espacial espectacular: una en la que los cohetes reutilizables harían todo mucho más fácil (y barato).

SpaceX logró convencer a la agencia espacial surcoreana (KARI) de que usaran un cohete reutilizable, y la apuesta parece haber salido bien: el Falcon 9 B1052 llevaba ya cinco lanzamientos previos y le ha permitido ahorrar dinero a esa agencia.

Ese cohete probablemente tenga unos cuantos lanzamientos más por delante, ya que otros tres cohetes Falcon 9 han logrado llegar a los 13 lanzamientos, y la idea de SpaceX es la de llegar a reutilizarlos 15 veces.

La sonda KPLO tardará en alcanzar su destino: para realizar este viaje de la forma más eficiente se ha aprovechado una trayectoria balística lunar que hará que tras varios meses Danuri alcance la posición adecuada para entrar en la órbita lunar en diciembre de 2022.

Aunque el Falcon 9 es capaz de acortar notablemente ese viaje, en la agencia surcoreana decidieron cambiar esa trayectoria y así ahorrar combustible en la sonda, lo que permitirá que pueda cmplir su función de exploración lunar durante bastante más tiempo.

%name Corea del Sur lanza su primera misión a la Luna. Lo ha hecho en un Falcon 9 reutilizado de SpaceX, y eso es un hito

El objetivo de KPLO es el de “mapear” la Luna con varias cámaras y explorar una potencial ubicación para una futura misión que llegará a la superficie de nuestro satélite. La sonda incluso incluye un instrumento llamado ShadowCam, que ha sido proporcionado por la NASA y que podría ser crucial para determinar la cantidad de agua en forma de hielo que se oculta en las zonas a la sombra de la LUna.



  ¿Te gusto la noticia? compártela en tus redes sociales.
error: