¿Cuántos minutos de ejercicio se requieren para compensar el daño de un estilo de vida sedentario?

En 2020, se lanzó un metaestudio patrocinado por la OMS para examinar los resultados de nueve estudios previos que utilizaron rastreadores de actividad física en humanos. Cuarenta científicos de todo el mundo se encargaron de estudiar los datos de 44.370 personas e intentar encontrar patrones entre su salud y su actividad física . La pregunta principal se formuló de la siguiente manera: ¿cuánto tiempo se debe dedicar a la educación física para compensar el daño de un estilo de vida sedentario?

El estudio no se lanzó por casualidad, pues a raíz de la pandemia, fue en 2020 que surgió una oportunidad para cambiar radicalmente la vida de millones de personas que se trasladaron al trabajo remoto. Hacer yoga o tomarse un descanso de la jardinería es más fácil en casa que en la oficina. El uso de datos de rastreadores de actividad física también contribuyó: los científicos pudieron evaluar indicadores imparciales en lugar de la opinión subjetiva de las personas mismas.

Como resultado, los científicos han calculado que para mantener una buena salud, la persona promedio es suficiente para pasar de 150 a 300 minutos a la semana con actividad física ligera. O 75-150 minutos con mucha carga. El primero incluye todo lo que hace que una persona simplemente se mueva, desde un paseo ordinario hasta jugar con niños o animales, incluso la limpieza manual de la habitación servirá. Bajo la carga alta se refiere a trotar, caminar en terrenos accidentados, visitar la piscina, deportes de equipo.

Debe entenderse que estas recomendaciones son condicionales, ya que los científicos aún no pueden calcular el daño de un estilo de vida sedentario con una precisión comparable. Algunos tipos de trabajo no son menos agotadores, incluso si una persona no se levanta de su silla. Por ejemplo, un hecho bien conocido es que los jugadores de ajedrez consumen hasta 6000 calorías y pueden perder 2-3 kg de peso en un juego intenso. La conclusión principal (así como la recomendación de la OMS) es simple: cualquier movimiento en cualquier cantidad es mejor para la salud humana que su ausencia.

 



  ¿Te gusto la noticia? compártela en tus redes sociales.
error: