Dieta para la diabetes: crea tu plan de alimentación saludable

Es muy común entre las personas llevar malos hábitos alimenticios y una de las consecuencias que eso genera es la diabetes.

Se sabe que el contenido de azúcar dentro de los alimentos es un elemento importante para las personas que sufren de diabetes. Debido a esto explicaremos con más detalle, cuál es la alimentación recomendada para las personas con diabetes. Si la enfermedad sufre un descontrol podría ocasionar graves inconvenientes, en la salud de la persona afectada.

Antes de conocer cómo debe ser la alimentación para la diabetes, primero hay que tener presente la información básica acerca de esta enfermedad.

¿De qué se trata la diabetes?

%name Dieta para la diabetes: crea tu plan de alimentación saludable

Esta es una afección que es producida por un funcionamiento incorrecto del páncreas. El cual genera problemas con respecto a la transformación del azúcar que se dirige a la sangre. Que posteriormente se convertirá en glucosa, debido a la insulina que es producida.

Existen dos términos de gran importancia que se deben tener presente para comprender mejor de qué se trata la diabetes.

GLUCOSA

Este es el nombre que recibe el azúcar cuando está dentro de la sangre. La glucosa es un componente indispensable para que el cerebro cumpla con sus funciones a un nivel, óptimo. Pero también se encarga de ofrecer la energía que requieren cada una de las células en el cuerpo, para que sea posible llevar a cabo su multiplicación.

INSULINA

El páncreas es el encargado de la liberación de la hormona insulina. Y cumple un papel de gran importancia para que los alimentos que se consumen sean procesados correctamente en el organismo. Cuando las personas comen, los niveles de azúcar dentro de la sangre se incrementan. A partir de ese momento el páncreas libera insulina hacia la sangre. Permitiendo que la glucosa ingrese en las células y se llenen de energía para su funcionamiento.

La cantidad restante de insulina no se asimila a través de las células, pero si queda almacenada dentro del hígado y dentro de los músculos. Estando allí pasa a convertirse en glucógeno. Si este proceso no es bien ejecutado, la insulina no tendrá la capacidad de procesar adecuadamente la glucosa que va ingresando al cuerpo. Por lo tanto, es allí cuando aparecen problemas como la hipoglucemia, la hiperglucemia y por supuesto la diabetes.

Tipos de diabetes

%name Dieta para la diabetes: crea tu plan de alimentación saludable

Solamente existen dos clases de diabetes, pero ambas generan problemas con el nivel de azúcar que se encuentra dentro de la sangre. Ocasionando también otros graves problemas en la salud. Lo distingue a estos tipos de diabetes entre sí, es la función que desempeña la insulina en esa determinada enfermedad.

DIABETES DEL TIPO 1

Antes era conocida como diabetes juvenil y es una enfermedad crónica. Cualquier persona puede sufrir de diabetes del tipo 1, aunque afecta con más frecuencia a los jóvenes. Cuando una persona padece este tipo de diabetes, el páncreas no es capaz de producir la insulina necesaria. Provocando entonces que la glucosa permanezca dentro de la sangre, y aumentando peligrosamente el nivel de azúcar.

DIABETES DEL TIPO 2

En este caso, las células del hígado, el tejido adiposo y los músculos no son sensibles hacia la insulina. Siendo este un efecto conocido como resistencia hacia la insulina. Si las células no responden frente a la insulina, la glucosa no es capaz de ingresar dentro de ellas. Generando un aumento peligroso en los niveles de azúcar dentro de la sangre.

Como resultado, el cuerpo producirá una mayor cantidad de insulina. Pero con el tiempo los niveles de insulina en el cuerpo se reducirán, ocasionando la diabetes del tipo 2.

Alimentación para la diabetes

%name Dieta para la diabetes: crea tu plan de alimentación saludable

Los pacientes con diabetes necesitan llevar una alimentación equilibrada, llevar un control de la insulina en sus cuerpos, hacer ejercicio y seguir su medicación prescrita. De esta manera, podrán mantener el control en los niveles de glucosa. Es necesario tener presente una serie de elementos para controlar adecuadamente los síntomas en la diabetes. La alimentación tiene que ser muy saludable y se debe controlar el peso.

loading...

CARBOHIDRATOS

Una de las principales inseguridades que tienen las personas con respecto a la alimentación para la diabetes, es el consumo de carbohidratos. Esto se debe a que son alimentos que generan muchos cambios en los niveles de glucosa después de haber comido.

Dentro de la nutrición que necesita una persona que padece diabetes, consumir carbohidratos en exceso provocaría un aumento alarmante en el azúcar dentro de la sangre. Por lo tanto, es recomendable contar la cantidad de carbohidratos que son consumidos. Al hacer esto la persona fija un límite en la cantidad de hidratos de carbono que puede consumir.

Entre los principales alimentos que contienen carbohidratos se encuentran:

Almidones: vegetales como por ejemplo el maíz, legumbres como por ejemplo las lentejas, y granos como en el caso de la avena.

Azúcar: la variedad de azúcares que existen en el mundo es amplia, pero algunos son considerados como carbohidratos simples. Algunos ejemplos de esta clase de carbohidratos se encuentran dentro de las frutas, la leche y en productos como el almíbar.

Fibra: son alimentos que ayudan a mejorar las funciones digestivas. Los vegetales, granos integrales, las frutas y todas las variedades de frutos secos contienen mucha fibra. Hay que recordar que tanto las frutas como los frutos secos, ofrecen mejores beneficios si son consumidos de forma moderada y estando crudos.

%name Dieta para la diabetes: crea tu plan de alimentación saludable

ALIMENTOS QUE CONTIENEN MUCHA PROTEÍNA

El consumo de proteínas es de gran importancia en la alimentación para la diabetes. Existe una amplia gama de alimentos con un gran contenido de proteínas. Alimentos como por ejemplo el queso, la carne o los productos derivados de la soja, contienen muchas proteínas que son saludables. La característica principal de estos alimentos son las grasas saturadas que poseen.

Algunas alternativas para consumir proteínas si se sufre de diabetes podrían ser las siguientes:

Legumbres: las legumbres al igual que cualquier variedad de guisantes, contienen mucha fibra. Dentro de la alimentación recomendada para la diabetes, es mejor incluir esta clase de alimentos varias veces en la dieta semanal. Judías, guisantes o productos que provienen de la soja, son excelentes proteínas vegetales que sirven para sustituir la carne.

Carnes, pescados y productos del mar: entre los pescados y productos del mar que más se recomiendan en la alimentación para la diabetes se encuentran el atún, sardinas, langostas, entre otros. Para consumir pollo es recomendable que se retire la piel del ave, en el caso de la carne es preferible que sea un corte muy fresco. Los mejores cortes de carnes magras podrían ser bistec, o alguna pieza de la cadera de la res.

Otras excelentes fuentes de proteína son la clara del huevo, el tofu o también el queso cottage, ya que son más sanos por su bajo contenido en grasa.

Recomendaciones para llevar una alimentación equilibrada en la diabetes

%name Dieta para la diabetes: crea tu plan de alimentación saludable

Las personas que padecen diabetes tienen que aprender a convivir con esta enfermedad durante toda su vida. Por lo tanto, también deben aprender a tener buenos hábitos en su alimentación, con el fin de evitar mayores problemas en un futuro. Algunas de los consejos que se pueden poner en práctica son:

– Consumir varias comidas a lo largo del día. Sumado a esto, es de gran importancia iniciar la rutina diaria con un desayuno muy sano. Incluyendo alimentos que ofrecen la energía que el cuerpo necesita para realizar las actividades diarias.

– Limitar el consumo de azúcares simples es esencial para una buena alimentación para la diabetes. Además de esto, tienen que evitarse los productos azucarados industriales.

– Comer carbohidratos que sean de absorción lenta, puesto que no elevan tan rápido los niveles de glucosa. No hay que olvidar el consumo de alimentos que contengan mucha fibra, recordando también que las verduras son una excelente fuente de fibra natural.

– Disminuir la cantidad de alimentos grasos y colocar límites en la cantidad de productos animales que se consume. Es necesario recordar que llevar una dieta con demasiadas podría incrementar las posibilidades de sufrir enfermedades del corazón. Mantener el equilibrio en la alimentación es indispensable, esto permitirá también controlar los estados de hambre.

– Escoger grasas que sean monoinsaturadas.

– Evitar consumir huevos de forma excesiva.

– Se debe tener mucho cuidado con las bebidas que son ingeridas, y sobre todo con el contenido de azúcar que poseen. Aparte de eso, se recomienda ingerir alcohol de forma moderada.

– Al momento de cocinar se deben evitar los productos como la mantequilla o como el aceite de girasol. Lo mejor es utilizar un aceite de oliva virgen, ya que su contenido nutricional es mucho más sano.



  ¿Te gusto la noticia? si es así apoyanos compartiéndola en tus redes sociales. Déjanos un comentario. Te invitamos a que nos sigas por nuestras redes sociales, nos encuentras en twitter y facebook como InfoUnoOficial - https://www.facebook.com/InfoUnoOficial/
Mi texto escondido
 

loading...
error: