El telescopio espacial James Webb revela nuevos detalles sobre la galaxia Rueda de Carro

El telescopio espacial James Webb de la NASA ha tomado una nueva imagen de la galaxia Rueda de Carro, la más clara jamás captada, revelando nuevos detalles sobre la formación estelar y el agujero negro central del sistema.

En la foto producida por la cámara de infrarrojo cercano del observatorio (NIRCam, por sus siglas en inglés) y el instrumento de infrarrojo medio (MIRI) también se pueden apreciar otras dos galaxias más pequeñas junto con una enorme cantidad de otras más lejanas.

El aspecto de la estructura, reflejado en su nombre, es el resultado de una colisión a gran velocidad entre una gran galaxia espiral y otra más pequeña, precisan los astrónomos.

El impacto afectó sobre todo a la forma y la estructura de la galaxia, situada a unos 500 millones de años luz en la constelación de Sculptor. La Rueda de Carro presenta dos anillos: uno interior que se destaca por su brillo y el otro circundante de colores. Ambos se expanden hacia el exterior desde el centro de la colisión, creando una estructura menos común que las galaxias espirales como la Vía Láctea.

Otros telescopios espaciales, incluido el Hubble, han examinado la Rueda de Carro anteriormente, pero no han logrado tomar una imagen tan clara como la reciente dada la cantidad de polvo cósmico que oscurece la vista. Sin embargo, James Webb, con su capacidad para detectar la luz infrarroja, descubre ahora nuevos datos sobre la naturaleza de la inusual galaxia.

La NIRCam del Webb puede revelar más estrellas que las observadas en luz visible, dice el comunicado. En la nueva imagen, los datos de esta cámara, que están coloreados en azul, naranja y amarillo, también demuestran la diferencia entre la distribución y la forma de las poblaciones estelares más antiguas en el núcleo en comparación con los astros más jóvenes fuera de él.

Los datos de MIRI, a su vez, están coloreados en rojo y revelan regiones ricas en hidrocarburos y otros compuestos químicos, así como polvo de silicato. Estas áreas son evidentes en observaciones anteriores del Hubble publicadas en 2018, pero se vuelven mucho más prominentes en la reciente foto de Webb.

La agencia también recalcó que el Webb no solo ofrece una imagen instantánea del estado actual de la Rueda de Carro, sino también proporciona una visión de lo que le ocurrió a esta galaxia en el pasado y de cómo evolucionará en el futuro.

 

RT



  ¿Te gusto la noticia? compártela en tus redes sociales.
error: