Google paga entre 8.000 y 12.000 millones de dólares por ser el buscador del iPhone, según la justicia de EEUU

Google está inmerso en el juicio que puede acabar siendo el mayor juicio contra una tecnológica en la historia de los Estados Unidos. La compañía de Mountain View ya sufrió una multa de más de 4.000 millones de euros en Europa por abuso de posición dominante y se prepara para lo que podría superar al juicio que ya sufrió Microsoft hace casi dos décadas.

El Departamento de Justicia de los Estados Unidos llevó finalmente a los tribunales a Google el pasado 21 de octubre tras presentar una demanda por, de nuevo, abuso de posición dominante en el sector de los buscadores. Una demanda que se rumoreaba en las horas previas a que fuese presentada de forma efectiva.

Que sea Google quien busque las cosas en el iPhone

Google es el motor de búsqueda por defecto del iPhone y lo es desde hace ya muchos años. De hecho, tanto Google como Apple renovaron el acuerdo el pasado 2017 y ahora, a raíz del juicio al que Google se ve sometida, comienzan a salir cifras relacionadas con dicho acuerdo. Un acuerdo que, hay que remarcarlo, figura entre los casos explicados por el Departamento de Justicia de los Estados Unidos para demostrar este abuso de posición dominante.

Google estaría pagando entre 8.000 y 12.000 millones de dólares a Apple para ser el buscador por defecto en el iPhone. Unas cifras no concretadas de forma exacta, pero que han aflorado gracias a una investigación llevada a cabo por el New York Times. Este acuerdo es parte de lo que los fiscales en el caso contra Google consideran tácticas ilegales para sofocar a su competencia. Desde luego, contar con este poder económico no está al alcance de todos.

loading...

Según el New York Times, una ruptura del acuerdo podría hacer que Apple desarrollase o comprase su propio motor de búsqueda

Cuenta el Departamento de Justicia de los EEUU que casi la mitad del tráfico de Google proviene de dispositivos de Apple y que la posibilidad de perder este acuerdo con Apple resultaría aterradora para Google. Su modelo comercial de venta de publicidad pivota, de forma efectiva, sobre el tráfico de sus búsquedas. Pero ojo, porque aunque el juicio es contra Google, los fiscales ponen a Apple en el disparadero.

Apple estaría siendo criticada por facilitar a Google este comportamiento anticompetitivo, pues aunque ambas compañías son competencia efectiva, un alto ejecutivo de Apple llegó a afirmar en 2018 que “nuestra visión es que trabajamos como si fuéramos una sola empresa”, hablando precisamente del acuerdo con Google en materia del motor de búsqueda.

El propio New York Times habla de que la posible ruptura de Google y Apple, en caso de dictaminarse en contra de los de Mountain View, podría hacer que Apple desarrollase un motor de búsqueda propio para sus dispositivos. O incluso que se decidiese a adquirir uno ya existente para potenciarlo, ahora ya bajo su ala. Veremos qué ocurre.



  ¿Te gusto la noticia? compártela en tus redes sociales.
loading...
error: