Informes de la Fuerza aérea norteamericana sobre encuentros con aeronaves no identificadas – #ovnis

El año pasado, surgieron informes sobre pilotos de combate de la Marina que tuvieron numerosos encuentros con objetos voladores no identificados mientras volaban en un espacio aéreo restringido frente a la costa este de los Estados Unidos. Los detalles siguen siendo limitados, aunque The War Zone ha ido recopilando cada vez más información que podría ayudar a explicar muchos de esos incidentes. Al mismo tiempo, curiosamente, no ha habido virtualmente ninguna revelación sobre encuentros similares con otras ramas voladoras de los servicios militares de EE. UU., especialmente la Fuerza Aérea, que es la entidad principalmente responsable de salvaguardar el espacio aéreo de Estados Unidos.

En mayo, The War Zone fue el primero en publicar detalles de una serie de informes de riesgos del Centro de Seguridad Naval, obtenidos a través de la Ley de Libertad de Información (FOIA) con respecto a las interacciones entre las aeronaves de ese servicio y las naves aéreas desconocidas que ofrecieron una mirada adicional sobre lo que podría estar sucediendo, por qué y cómo se informaron o no estos encuentros. Ahora podemos compartir información de 25 informes similares obtenidos a través de la FOIA del Centro de Seguridad de la Fuerza Aérea.

Todo este problema, especialmente con respecto a los aviones militares estadounidenses que se encuentran con objetos no identificados cuando vuelan sobre o cerca de los Estados Unidos, fue devuelto a la conciencia pública esta semana. El Comité Selecto de Inteligencia del Senado dijo que estaba buscando obtener un informe completo sobre el tema de la Comunidad de Inteligencia de EE. UU. y el Pentágono. Como parte de un informe que acompaña al último borrador de la Ley de Autorización de Inteligencia de la versión del Senado para el año fiscal 2021, los miembros del Comité incluyeron un texto que solicita una revisión detallada de exactamente qué información sobre este tipo de incidentes existe ahora, cómo se recopilan nuevos datos, cómo todo esto se comparte dentro del gobierno federal y qué amenazas pueden presentar estos objetos aéreos, incluso si pueden reflejar avances tecnológicos por parte de adversarios potenciales. Estos informes de la Fuerza Aérea, así como los informes previamente divulgados que la Armada tiene en el archivo, podrían estar fácilmente entre la información que la Comunidad de Inteligencia y el Departamento de Defensa podrían recopilar para que los Senadores revisen.

Los 25 informes que obtuvo The War Zone, que cubren varios tipos de incidentes en todo el mundo y provienen de la base de datos del Sistema Automatizado de Seguridad de la Fuerza Aérea (AFSAS), respondieron a una solicitud que pedía copias de “cualquier incidente de vuelo, peligro, o informes similares que el Centro de Seguridad de la Fuerza Aérea recibió durante los años calendario 2013 a 2019 que tratan con encuentros que cualquier avión de la Fuerza Aérea tuvo en cualquier parte del mundo con objetos aéreos no identificados”.

Este rango de fechas estaba destinado a capturar una instantánea de experiencias similares que la Fuerza Aérea podría haber tenido cuando los pilotos de la Armada dijeron que vieron un aumento en la cantidad de encuentros con fenómenos aéreos no identificados, o UAP, más comúnmente conocidos como objetos voladores no identificados, o OVNIs, frente a la costa este de los Estados Unidos hasta el final del año calendario completo más reciente.

La información de identificación personal se redacta en todos los informes de la Fuerza Aérea. “Los hallazgos, evaluaciones, análisis, conclusiones y recomendaciones de las juntas de investigación de seguridad están exentos de divulgación”, dijo el Centro de Seguridad de la Fuerza Aérea en una carta que acompaña al comunicado, citando varias regulaciones de la Fuerza Aérea y del Departamento de Defensa, así como las FOIA relevantes, que puede leer en su totalidad, con cierta información personal redactada por nosotros, aquí.

“Todas las otras partes privilegiadas del informe han sido retenidas de acuerdo con las leyes establecidas”, agregó la carta. “Desafortunadamente, algunas páginas son prácticamente ilegibles debido a la calidad del registro de microfilm y nuestra capacidad para reproducirlo”.

No está claro cuáles de los registros publicados, si los hubo, se reprodujeron a partir de informes contenidos en microfilm. La Fuerza Aérea todavía ofrecía la opción de enviar respuestas de solicitud de FOIA en microfilm real a fines de la década de 2000, pero generalmente solo para registros más antiguos creados años antes de la introducción generalizada de bases de datos computarizadas, como AFSAS.

# 1, 17 de junio de 2014: 27a Ala de Operaciones Especiales

El 27a Ala de Operaciones Especiales, la unidad principal en la Base de la Fuerza Aérea en Cannon, Nuevo México, informó que una aeronave de ala fija no identificada que volaba bajo las Reglas de Vuelo Visual (VFR) se entromete en el área de alcance R5104 cercana. Ni el Oficial de Control de Alcance (RCO) en el campo adyacente de la Fuerza Aérea en Melrose ni el Control de Aproximación por Radar de la base (RAPCON) pudieron establecer comunicaciones con la aeronave. Los miembros de la 27a Ala de Operaciones Especiales también informaron al Centro de Control de Tráfico de la Ruta Aérea del Centro de Albuquerque de la Administración Federal de Aviación sobre la situación.

La aeronave no identificada apareció por primera vez alrededor de las 11:04 am hora local y había salido de R5104 a las 11:22, después de lo cual se perdió el contacto del radar.

# 2, 2 de julio de 2014: HC-130P Combat King y HH-60G Pave Hawk, 58a Ala de Operaciones Especiales

La 58a Ala de Operaciones Especiales, una unidad importante en la Base de la Fuerza Aérea en Kirtland, Nuevo México, informó de una casi colisión durante una salida nocturna de entrenamiento de reabastecimiento de combustible aéreo el 2 de julio de 2014. Un avión de combate y búsqueda de combate HC-130P Combat King, y un avión cisterna, utilizando el indicativo Akela 39, estaba repostando un helicóptero de búsqueda y rescate de combate HH-60G Pave Hawk, con el indicativo Skull 65, cuando un “helicóptero no identificado” voló debajo de los dos aviones a una distancia de entre 100 y 300 pies. Ambas aeronaves volaban en la vía aérea de reabastecimiento de combustible 117 cerca de Sorocco, Nuevo México.

La tripulación del HC-130P había visto por primera vez un objeto cuando vieron una luz brillante cerca del avión. La tripulación del HH-60G también lo vio e inicialmente pensó que podría tratarse de faros en un vehículo en la carretera de abajo. Sin embargo, la luz se hizo más brillante hasta el punto de cegar a los pilotos del Pave Hawk, que operaban con gafas de visión nocturna en ese momento. Esto dio lugar a una situación extremadamente peligrosa en la que la tripulación del helicóptero ya no era consciente de su distancia del HC-130P, o de que se alejaban de él, hasta que la sonda de reabastecimiento de combustible del HH-60G se desconectó inadvertidamente de la cesta detrás del Combat King.

Nunca se estableció comunicación con el helicóptero no identificado y no hubo indicios de que haya maniobrado para evitar al HC-130P o al HH-60G.

# 3, 24 de julio de 2014: C-130J Hercules, 317mo Grupo de Transporte

Un C-130J Hercules asignado al 317mo Grupo de Transporte tuvo una casi colisión con una aeronave ligera no identificada de ala fija mientras se dirigía hacia la Zona de Lanzamiento de Rogers (DZ), aproximadamente a ocho millas al sur de la Base Conjunta Lewis-McChord en el Estado de Washington, durante una misión de entrenamiento. El Sistema de Prevención de Colisión de Tráfico (TCAS) del C-130J los alertó sobre la otra aeronave que se aproximaba.

“El EC [Event Crew] llamó a No Drop y ejecutó un giro de 180 grados durante el cual la tripulación visualmente vio una aeronave ligera de ala fija (EA2) [Event Aircraft 2] detrás de ellos todavía volando hacia su posición”, dice el informe. “La tripulación contactó a Seattle Approach Control, pero la aeronave no parecía estar en contacto por radio durante el incidente”.

# 4, 21 de noviembre de 2014: KC-135R Stratotanker, 121a Ala de repostaje aéreo

Un cisterna KC-135R asignado a la 121a Ala de Reabastecimiento Aéreo, un elemento de la Guardia Nacional Aérea de Ohio, recibió un aviso de un peligro potencial de su Sistema de Prevención de Colisión de Tráfico (TCAS) el 21 de noviembre de 2014, mientras se alejaba del Wilmington Airpark cerca de Wilmington, Ohio, siguiendo un enfoque planificado como parte de una salida de entrenamiento. La tripulación ralentizó su ascenso hasta que el TCAS indicó que ya no había ningún conflicto de tráfico aéreo.

# 5, 7 de febrero de 2015: HC-130 Combat King, unidad no identificada y 45a Ala Espacial

El 7 de febrero de 2015, un avión de combate y rescate HC-130 Combat King y un avión cisterna perteneciente a una unidad no identificada tuvo un encuentro con lo que se describió como “un posible avión de control remoto (RC)” con una “luz roja intermitente” cerca del cruce de Florida State Road A1A y Pineda Causeway. Posteriormente, la 45a Ala Espacial en la cercana Base de la Fuerza Aérea en Patrick, informó sobre el incidente, que consideró que tenía un “alto potencial de accidentes”.

El personal de la torre en Patrick vio el posible avión de control remoto y contactó a la Oficina del Sheriff de Brevard Country (BCSO), que posteriormente envió agentes para investigar. El Escuadrón de las Fuerzas de Seguridad de la Fuerza Aérea en Patrick también estuvo involucrado, pero ni él ni el BCSO encontraron ninguna evidencia adicional del objeto, que había estado volando aproximadamente entre 900 a 1.000 pies en el aire.

Esta entrada en particular señala el creciente peligro que representan los “aficionados y otros civiles” que operan aviones y drones a control remoto. Establece las reglas de la FAA en el momento que prohíbe la operación de aviones no tripulados a más de 400 pies dentro de tres millas de aeropuertos y bases aéreas.

# 6, 21 de abril de 2015: KC-135R Stratotanker, 379a Ala Expedicionaria Aérea

descarga Informes de la Fuerza aérea norteamericana sobre encuentros con aeronaves no identificadas   #ovnis

Un cisterna KC-135R asignado a la 379a Ala Expedicionaria Aérea, parte del Comando Central de las Fuerzas Aéreas (AFCENT) en la Base Aérea Al Udeid en Qatar tuvo un encuentro con una “aeronave no identificada” mientras realizaba una misión de reabastecimiento aéreo operacional sobre Afganistán cerca de Kandahar. La tripulación adquirió visualmente el avión desconocido mientras repostaba un avión de combate no especificado, que tenía un “radar aire-aire”.

La tripulación de ese avión no pudo adquirir el avión no identificado con su radar. El radar táctico de control de tráfico aéreo en el área tampoco lo recogió. El KC-135R finalmente completó su misión y regresó a la base de manera segura.

# 7, 15 de mayo de 2015: KC-135R Stratotanker, 100a Ala de Repostaje Aéreo

El 15 de mayo de 2015, un KC-135R Stratotanker del Ala de Reabastecimiento Aéreo número 100 tuvo una casi colisión con un avión no identificado mientras se acercaba a su base de operaciones de RAF Mildenhall en el Reino Unido. El avión también estuvo en contacto con el Control de Aproximación por Radar (RAPCON) en RAF Lakenheath durante el incidente.

El RAF Lakenheath RAPCON había informado a la tripulación del KC-135R de múltiples contactos a lo largo de su ruta, pero no pudieron identificar visualmente ninguno de ellos. Posteriormente descendió a 2.600 pies de nivel medio del mar como parte de su aproximación antes de que los controladores de tráfico aéreo les advirtieran sobre otro avión directamente debajo de ellos. Alrededor de cinco segundos después de recibir esa alerta, el propio Sistema de Prevención de Colisión de Tráfico (TCAS) del avión también advirtió sobre una posible colisión y aconsejó una escalada inmediata de 4.000 pies por minuto. La tripulación realizó esa maniobra, nivelando a 3.600 pies de nivel medio del mar cuando el TCAS indicó que el peligro había pasado.

La tripulación del avión nunca vio visualmente el otro avión ni recibió ninguna llamada de radio de otro avión advirtiéndole de una posible colisión. El KC-135R aterrizó en Mildenhall sin incidentes.

# 8, 21 de mayo de 2015: C-17A Globemaster III, 452a Ala de Movilidad Aérea

Uno de los aviones C-17A Globemaster III asignados al Ala 452 de Movilidad Aérea, un elemento de la Reserva de la Fuerza Aérea, tuvo una casi colisión con un “avión piloteado a distancia no identificado” mientras se acercaba a la Base de la Reserva Aérea de March, en California, el 21 de mayo de 2015. El piloto dijo que el objeto volador se encontraba a 15 pies del avión, pasándolo por encima y hacia la izquierda.

# 9, 25 de julio de 2015: MC-130P Combat Shadow, 129a Ala de Rescate

Un avión de búsqueda y rescate de combate MC-130P Combat Shadow y un avión cisterna del 129º Ala de Rescate de la Guardia Nacional Aérea de California tuvieron que tomar medidas evasivas para evitar golpear un objeto no identificado durante una misión de entrenamiento nocturno el 25 de julio de 2015 cerca del Aeropuerto Internacional de Niagara Falls, en el Estado de New York mientras se acercaba al aeropuerto, el piloto vio a través de sus gafas de visión nocturna un “objeto [que] parecía estar iluminado por una sola luz externa]” y que parecía “estar acelerando de izquierda a derecha” frente a ellos.

“Inmediatamente después de ver el objeto, el piloto tomó medidas evasivas al ejecutar un ascenso abrupto y rodar hacia la izquierda”, según el informe. “Dentro de un segundo de iniciar una acción evasiva, el ala derecha de EA1 [Event Aircraft 1; el MC-130P] pasó directamente sobre el objeto”.

El navegador del avión también informó haber visto un “punto caliente” en el Sistema de Detección Infrarroja (IDS) del avión, que está destinado a detectar misiles entrantes. Ningún otro miembro de la tripulación más allá del piloto dijo que realmente había visto algo, pero el incidente fue reportado como una casi colisión.

# 10, 13 de agosto de 2015: KC-135R Stratotanker, 452a Ala de Movilidad Aérea

Un cisterna KC-135R asignado a la 452a Ala de Movilidad Aérea de la Reserva de la Fuerza Aérea sufrió una casi colisión con lo que la tripulación describió como un avión no tripulado de tipo helicóptero cuádruple mientras volaba un patrón alrededor de la Base de la Reserva Aérea de March, en California, el 13 de agosto de 2015. La “aeronave pilotada a distancia” (RPA) pasó por el cisterna a una distancia de aproximadamente 100 pies por debajo y 300 pies a la derecha de donde estaba volando.

Continuó en la dirección opuesta al KC-135R y “desapareció de la vista”.

# 11, 15 de enero de 2016: Ala 45 del Ala Espacial

Los miembros del destacamento de la 45a Ala Espacial en RAF Ascension Island, en la isla del mismo nombre, un territorio del Reino Unido en el Océano Atlántico Sur, informaron haber visto un “avión no tripulado personal no autorizado” volando dentro del espacio aéreo restringido de Clase D en dos ubicaciones separadas en 15 de enero de 2016. Uno de estos avistamientos fue cerca de Long Beach, en la isla, a 3 millas del “Aeródromo Auxiliar de Ascensión en el momento en que estaba programado la llegada de un vuelo de la Royal Air Force (RAF) del Reino Unido”. Los pilotos de la RAF no informaron haber visto el avión no tripulado ni interfirieron con su aterrizaje, pero el Ala Espacial 45 describió el incidente como un “alto potencial de accidentes”.

# 12, 21 de abril de 2016: EC-130J (SJ), 193a Ala de Operaciones Especiales

El 21 de abril de 2016, uno de los aviones EC-130J (SJ) asignados al 193er Ala de Operaciones Especiales de la Guardia Nacional Aérea de Pensilvania tuvo una casi colisión con “un pequeño avión no tripulado/sistema aéreo no tripulado pequeño”. El avión volaba a unos 4.000 pies sobre el nivel del mar y estaba en contacto con los controladores de aeronaves en el Aeropuerto Internacional de Filadelfia.

loading...

El avión regresaba de una misión de lanzamiento aéreo de entrenamiento sobre la zona de caída de Coyle, cerca de la Base Conjunta McGuire-Dix-Lakehurst, en Nueva Jersey. “La tripulación inicialmente pensó que vieron un pájaro, hasta que vieron una luz roja intermitente pasar 3 pies por encima del ala izquierda”, señala el informe.

# 13, 25 de enero de 2017: 27a Ala de Operaciones Especiales

El 25 de enero de 2017, un avión de ala fija aparentemente privado no identificado que volaba a unos 10.000 pies de nivel medio del mar bajo las Reglas de Vuelo Visual (VFR) entró en el área de alcance R5105 cerca de la Base de la Fuerza Aérea de Cannon, en Nuevo México. La 27a Ala de Operaciones Especiales es la unidad principal en esa base e informó el incidente al Centro de Seguridad de la Fuerza Aérea.

El avión entró en R5105 aproximadamente a las 4:10 PM hora local, había volado a un área al oeste del área de alcance adyacente R5104A a las 4:20, y el Control de Aproximación por Radar de Cannon (RAPCON) había perdido la señal del transpondedor del avión a las 4:37 . Las autoridades de la base informaron que “no se interrumpió el entrenamiento u otras aeronaves [sic]”.

La narrativa también incluye un error tipográfico que sugiere que esto ocurrió en 2016, en lugar de 2017, pero la fecha de 2017 aparece en varias secciones del informe, que fue publicado el 1 de febrero de 2017.

loading...

# 14, 9 de junio de 2017: T-6A Texan II, 12a Ala de Entrenamiento de Vuelo

descarga%2B%25281%2529 Informes de la Fuerza aérea norteamericana sobre encuentros con aeronaves no identificadas   #ovnis

El 9 de junio de 2017, un entrenador T-6A Texan II del 12º Ala de Entrenamiento de Vuelo tuvo una casi colisión con un “sistema aéreo no tripulado rojo” mientras volaba a aproximadamente 3.500 pies de Nivel Medio del Mar y alrededor de una náutica al sur del Puente Mobile Bay en Alabama. El avión estaba realizando una salida de entrenamiento a lo largo de una ruta establecida designada VR1024. “El UAS fue visto aproximadamente a la mitad de una punta de ala del EA [Event Aircraft] y estaba en altitud”, agrega el informe.

La Estación Aérea Naval de Pensacola se identifica como la “base contable”, lo que indica que el vuelo de entrenamiento se originó o terminó allí, o ambos.

# 15, 1 de noviembre de 2017: F-15E Strike Eagle, 48a Ala de Caza

Un F-15E Strike asignado a la 48a Ala de Caza, un elemento de la Fuerza Aérea de EE. UU. En Europa (USAFE), realizó maniobras evasivas para evitar chocar con un “objeto volador no identificado” mientras volaba cerca de su base de operaciones en RAF Lakenheath en el Reino Unido el 1 de noviembre de 2017. “El objeto pasó sobre el lado derecho de la aeronave con una separación mínima estimada de 100 pies”, según el informe.

# 16, 20 de enero de 2018: T-1 Jayhawk, 47a Ala de Entrenamiento de Vuelo

Uno de los 47 aviones de entrenamiento T-1 Jayhawk de la Flying Training Wing, con el indicativo Rake 06, informó de una casi colisión con un “avión no tripulado no identificado” mientras se aproximaba al aeropuerto Phoenix Sky Harbor en Arizona el 20 de enero de 2018. El incidente ocurrió aproximadamente a 4.2 millas náuticas de la pista 25L del aeropuerto. El avión volaba a aproximadamente 2.400 pies de nivel medio del mar, o alrededor de 1.300 pies sobre el nivel del suelo, en ese momento y voló justo debajo del dron.

“El ECP [Event Copilot] pudo maniobrar por debajo de su trayectoria de vuelo ya que ambos miembros del EC [Event Crew] llamaron al conflicto cuando se hizo visible”, según el informe. “El ECP inicialmente pensó que era un pájaro, pero ambos pilotos lo identificaron como un UAV debido al hecho de que no se movía (flotando) y vieron una pequeña luz blanca constante que pasaba por debajo”.

# 17, 7 de febrero de 2018: T-38C Talon, 71a Ala de Entrenamiento de Vuelo

El 7 de febrero de 2018, un entrenador T-38C Talon asignado a la 71a Ala de Entrenamiento de Vuelo tuvo una casi colisión con un dron no especificado mientras se acercaba a la Base de la Fuerza Aérea en Vance, Oklahoma. El avión no tripulado llegó con 300 pies del entrenador, pero no evitó que aterrizara de manera segura.

# 18, 5 de febrero de 2018: 325a Ala de Caza y US Navy T-6A Texan II

El 5 de febrero de 2018, la 325a Ala de Caza, una de las unidades principales en la Base Tyndall de la Fuerza Aérea, informó sobre un avistamiento de “un dron de color negro considerable” cerca de la base. El piloto de un T-6A Texan II de una unidad no especificada que estaba en aproximación había visto el avión no tripulado “aproximadamente a 1.200 pies de su ala izquierda” y alertó al personal en la base.

El T-6A estaba volando a aproximadamente 1.000 pies sobre el nivel del suelo en ese momento y el piloto “notó el brillo del sol en el metal, es cuando se dio cuenta de que el objeto negro no era un pájaro y que se estaba moviendo hacia el sureste. El piloto informó el avistamiento al personal de la torre y la seguridad de vuelo de 325 FW siguió más tarde con una entrevista telefónica. Los esfuerzos de búsqueda local por objeto u operador fueron negativos y no se realizaron operaciones de aviones no tripulados militares o del Centro de Ingeniería Civil de la Fuerza Aérea (AFCEC)”.

# 19, 26 de marzo de 2018: 45a Ala Espacial y helicóptero civil

El 26 de marzo de 2018, el piloto de un helicóptero civil no identificado que volaba cerca de la Base de la Fuerza Aérea en Patrick, Florida “vio que un avión modelo se acercaba a unos 100 pies”. El piloto del helicóptero civil informó a los controladores de tránsito aéreo en el Aeropuerto Internacional Melbourne, de Orlando, sobre el incidente, quienes parecen haber transmitido el informe al personal de Patrick, luego de lo cual la 45a Ala Espacial presentó un informe al Centro de Seguridad de la Fuerza Aérea. El helicóptero civil había estado en contacto con el personal de Patrick durante su vuelo, que lo llevó a través del espacio aéreo de Clase D cerca de la base.

Todos los demás detalles importantes sobre este incidente son redactados, pero parece haber llevado a la emisión de un Aviso Formal a los Aviadores (NOTAM) con respecto a la situación potencialmente peligrosa.

# 20, 10 de septiembre de 2018: C-130J Hercules, 86a Ala de Transporte Aéreo

Uno de los C-130J asignados a la 86a Ala de Transporte Aéreo, parte de las fuerzas aéreas estadounidenses en Europa, tuvo una colisión cercana con un vehículo aéreo no tripulado no identificado mientras volaba cerca de la base aérea de Ramstein en Alemania. El informe describe el dron como “esférico con un rotor montado en la parte superior de aproximadamente 6 pies de diámetro”.

# 21, 6 de marzo de 2019: T-1 Jayhawk, 12a Ala de Entrenamiento de Vuelo

images Informes de la Fuerza aérea norteamericana sobre encuentros con aeronaves no identificadas   #ovnis

Un avión de entrenamiento T-1 Jayhawk de la 12a Ala de Entrenamiento de Vuelo informó haber visto “un helicóptero cuádruple o un avión no tradicional” que era de “color plateado” mientras volaba en Mississippi en un vuelo de entrenamiento de bajo nivel a lo largo de una ruta establecida designada VR1022. “El UAS estaba estacionario o casi estacionario” y fue visto dentro de una milla náutica del T-1 flotando a unos 1.500 pies sobre el nivel del suelo. La presencia del dron no afectó la salida de entrenamiento o la capacidad del avión para regresar a la base de manera segura.

La Estación Aérea Naval de Pensacola se identifica como la “base contable”, lo que indica que el vuelo de entrenamiento se originó o terminó allí, o ambos. La tripulación del T-1 también contactó a los controladores de tránsito aéreo en el Aeropuerto Internacional Trent Lott en Moss Point, Mississippi, sobre el avistamiento de drones.

# 22, 13 de marzo de 2019: C-17A Globemaster III, 445a Ala de Transporte Aéreo

Un avión C-17A Globemaster III asignado a la 445a Ala de Transporte Aéreo, una unidad de Reserva de la Fuerza Aérea, tuvo que tomar medidas evasivas para evitar un pequeño avión no tripulado durante una salida de entrenamiento el 13 de marzo de 2019. El avión volaba a aproximadamente 3.500 pies de media del nivel del mar sobre Ohio en el momento.

“El piloto que volaba (PF) observó un sUAS [sistema aéreo pequeño no tripulado] blanco con hélices marrones o negras justo debajo del EA [Event Aircraft]”, señala el informe. “El PF ejecutó una maniobra evasiva hacia arriba y hacia la izquierda para perder el sUAS, que estaba a 50 pies del EA”.

Posteriormente, se informó a un “departamento de policía local” no especificado sobre el incidente.

# 23, 21 de marzo de 2019: E-3B Sentry, 552a Ala de Control Aéreo

El 21 de marzo de 2019, un E-3B Sentry asignado a la 552a Ala de Control Aéreo y usando el indicativo Sentry 60 informó que un “sistema de helicóptero cuádruple/no tripulado estilo DJI” pasó cerca de 20 pies por debajo de su número cuatro motor. El avión volaba a aproximadamente 3.000 pies de nivel medio del mar cerca de la base de la Fuerza Aérea Tinker en ese momento.

El piloto del avión identificó visualmente el dron, pero su copiloto nunca lo vio. Además de informar al personal de Tinker sobre el encuentro, la tripulación también le dijo a los controladores de tráfico aéreo en Oklahoma City Approach que “se acercaron a uno”. El E-3B finalmente se movió a un patrón de espera en Tinker durante aproximadamente 20 minutos para no regresar al área donde habían visto el dron, antes de finalmente aterrizar sin incidentes.

# 24, 25 de julio de 2019: C-17A Globemaster III, 445a Ala de Transporte Aéreo

Un avión C-17A Globemaster III de la 445a Ala de Transporte Aéreo, parte de la Reserva de la Fuerza Aérea, cuando partía de RAF Lakenheath, en el Reino Unido, el 25 de julio de 2019. La tripulación del avión “adquirió visualmente un pequeño sistema aéreo no tripulado de color naranja (sUAS), ya que pasó aproximadamente 50 “debajo del ala izquierda” después de subir a una altitud de 7.500 pies del nivel medio del mar.

“Después de detectar el sUAS [pequeño sistema aéreo no tripulado], la EC [Event Crew] marcó su posición e informó de manera proactiva el encuentro a la agencia de control de tráfico aéreo, que parecía no saber que el UAS estaba operando en el área”, agrega el informe.

# 25, 9 de septiembre de 2019: LC-130H Hercules, 109a Ala de Transporte Aéreo

Un avión LC-130H Hercules asignado a la 109a Ala de Transporte Aéreo, un elemento de la Guardia Nacional Aérea de Nueva York, informó de un casi accidente con un avión no tripulado tipo quad-helicóptero mientras realizaba un vuelo de competencia alrededor del Aeropuerto Internacional de Albany el 9 de septiembre. 2019. Durante una escalada a 1.100 pies sobre el nivel del suelo, la tripulación vio el dron, que dijeron era de color amarillo, aproximadamente a 300 pies de distancia lateralmente y entre 100 y 200 pies por debajo de la altitud a la que volaban.

Lo informaron a los controladores de tráfico aéreo y no lo vieron durante el resto de su vuelo, que concluyó con el avión aterrizando con seguridad en el cercano aeropuerto del condado de Schenectady.

Puede encontrar las copias completas de los 25 informes que nos fueron entregados aquí.

¿Esto es todo?

Cuando The War Zone publicó los ocho informes del Centro de Seguridad Naval en mayo, notamos de inmediato que era curioso que hubiera tan pocos registros de este tipo aparentemente disponibles en el Sistema de Informes de Peligro y Desviación de Aviación del Sistema de Seguridad Habilitado por la Web (WESS) de la Armada (WAMHRS). El número de incidentes registrados en el Sistema Automatizado de Seguridad de la Fuerza Aérea (AFSAS) también parece muy pequeño durante un período de seis años.

El hecho de que solo uno de estos informes trata específicamente de la experiencia directa de la tripulación del avión de combate de cualquier tipo, la casi colisión del 1 de noviembre de 2017 que involucra al F-15E Strike Eagle del 48° Fighter Wing, y ese solo otro informe, el evento del 21 de abril de 2015 que informó la tripulación de un KC-135R Stratotanker asignado al 379o Ala Expedicionaria Aérea, menciona que la participación tangencial de un avión táctico también parece extremadamente extraño. Como The War Zone ha señalado en el pasado, los aviones tácticos, especialmente los aviones de combate con radares cada vez más capaces y otros sensores, que pronto incluirán el despliegue generalizado de los sistemas de búsqueda y seguimiento de infrarrojos, ya han demostrado estar particularmente bien posicionados para detectar y rastrear objetos pequeños no identificados.

Existe la posibilidad de que, o más bien de una alta probabilidad, de que, por cualquier razón, se envíen informes adicionales a través de sistemas separados o incluso clasificados, incluidos aquellos que están fuera de los canales normales de notificación de incidentes de seguridad de aviación militar. Esta semana, The Black Vault recibió varios correos electrónicos internos de la Fuerza Aérea a través de FOIA relacionados con este tema, incluido uno que decía “Actualmente, la Fuerza Aérea no está trabajando en ninguna guía específica para informar sobre los UAP”.

“** Nota al margen y extraoficialmente: tenemos instrucciones de informes para vehículos aéreos no autorizados/violación del espacio aéreo de instalación militar, pero eso está más en el ámbito de C-UAS”, continuó. “Esa información se proporciona a través de OPREP en SIPR”.

“OPREP” se refiere al sistema de Informes Operativos, que, como este correo electrónico también señala, está contenido en la Red de Enrutadores de Protocolo Secreto de Internet del Departamento de Defensa, o SIPRnet.

Ahora, independientemente de cuán completo sea el informe de incidentes relacionados con objetos aéreos no identificados en AFSAS, los 25 informes que tenemos todavía muestran algunas tendencias interesantes. El más inmediato de estos es el aumento constante de la actividad de drones de gama baja en general, algo que también ha sido un problema creciente para las operaciones aéreas comerciales. Los reguladores de todo el mundo, incluida la Administración Federal de Aviación, han tenido problemas para desarrollar reglas y pautas que sean prácticas y exigibles.

El alcance de los informes disponibles también muestra que se trata de problemas de naturaleza global, que incluso afectan a zonas tan remotas como la Isla de la Ascensión. Esto solo subraya el hecho de que los pequeños drones no solo presentan preocupaciones reales de seguridad, sino que también pueden ser amenazas muy reales para las actividades militares de los EE. UU. en el país y en el extranjero. La proliferación de tecnología de drones relativamente barata pero capaz ya ha permitido a los actores no estatales, además de las fuerzas militares de los estados-nación, emplear cada vez más aviones no tripulados para vigilancia y ataques cinéticos reales dentro y fuera del campo de batalla. Este es un problema que hemos estado abordando durante años y surgirá para convertirse en uno de los problemas estratégicos más apremiantes de nuestra era, especialmente a medida que los ataques más complejos se hagan realidad y el Departamento de Defensa se esfuerce por ponerse al día con una amenaza que fueron asombrosamente demasiado incurioso para reconocerlo antes de que se materialice por completo.

The War Zone continúa profundizando en este tema, y ​​especialmente en términos de cómo se relaciona con la reciente erupción de encuentros OVNI/FANI con los que militares y la comunidad de inteligencia supuestamente están lidiando, a través de una serie de investigaciones en curso, algunas de del cual oirás más pronto.

Fuente



  ¿Te gusto la noticia? si es así apoyanos compartiéndola en tus redes sociales. Déjanos un comentario. Te invitamos a que nos sigas por nuestras redes sociales, nos encuentras en twitter y facebook como InfoUnoOficial - https://www.facebook.com/InfoUnoOficial/
Mi texto escondido
 

error: