La historia del pergamino perdido del mar Muerto de hace 2.700 años que fue descubierto al otro lado del mundo

En una investigación liderada por el profesor Shmuel Ahituv, junto con la Unidad de Prevención de Robo de Antigüedades (UPRA) de la Autoridad de Antigüedades de Israel (IAA), se repatrió, el pasado miércoles, una antigua escritura hebrea en papiro perteneciente al período del Primer Templo. El documento probablemente se encontró originalmente en las cuevas del desierto de Judea, donde el clima seco permitió su preservación, según un comunicado emitido por la IAA y que recoge Israel Today.

En el 2018, tras la muerte de la Dra. Ada Yardeni, estudiosa de la escritura hebrea antigua, el profesor Shmuel Ahituv recibió el encargo de completar la publicación de un documento inconcluso por ella. El hallazgo de una fotografía de un documento raro y, hasta entonces desconocido, junto con el desciframiento preliminar de Yardeni, condujo a Ahituv a iniciar una investigación para localizar el paradero del documento original.

Un residente de Montana, Estados Unidos, resultó ser el dueño del papiro, que fue entregado a su madre durante su viaje a Jerusalén en 1965 por el curador del Museo Rockefeller, Joseph Sa’ad, y el comerciante de antigüedades de Belén, Halil Iskander Kandu. Las autoridades israelíes convencieron al propietario para que entregara el documento a la Unidad de Rollos del mar Muerto, que lo conservó y documentó con el moderno sistema multiespectral, utilizado para monitorear el estado de los rollos.

El fragmento se compone de cuatro líneas rotas que comienzan con las palabras “A Ismael envía…”, lo que indica, en criterio de los expertos, que es un fragmento de una carta que contiene instrucciones para el destinatario. “Con base en la escritura, se propone fechar el ‘Papiro de Ismael’ entre los siglos VII y VI a. C., uniéndose solo a otros dos documentos de este período en la colección de ‘Rollos del mar Muerto’ de la Autoridad de Antigüedades de Israel”, detalla el comunicado.

Según explicó el profesor Ahituv, Ismael era un nombre común en el período bíblico, que significaba “Dios escuchará”. El experto indica que primero aparece en la Biblia como el nombre del hijo de Abraham y Agar, y posteriormente es el nombre personal de varias personas en la Biblia, “incluido Yishmael ben Netanyahu, quien asesinó al gobernador Gedaliah ben Ahicam”.

El Dr. Eitan Klein, subdirector de la UPRA, declaró que la devolución de este documento a Israel es parte de los esfuerzos continuos emprendidos para proteger y preservar el patrimonio cultural del Estado de Israel. “El lugar legal y digno para este ejemplar es la Unidad de ‘Rollos del mar Muerto’ de la Autoridad de Antigüedades de Israel, y estamos haciendo todo lo posible para recuperar rollos fragmentarios adicionales ubicados en el extranjero y traerlos a Israel”.

rt



  ¿Te gusto la noticia? compártela en tus redes sociales.
error: