Si te vas a pelear, tener barba ayuda: este es uno de los estudios científicos que ha ganado uno de los Ig Nobel de 2021

Ahora resulta que los barbudos tienen ventaja en las peleas. Así lo asegura un estudio científico de la Universidad de Utah que de hecho ha ganado uno de los premios Ig Nobel, que son concedidos (con cierta sorna) a descubrimientos científicos raros e incluso graciosos, pero totalmente legítimos.

Ese estudio no ha sido el único premiado, y de hecho ha habido galardón para un estudio de la Universidad de Valencia que ha demostrado que los chicles que la gente a la calle y que luego pisamos son un hervidero de bacterias. Y esperad, que como decía aquel, aún hay más. Mucho más.

Barbudos, chicles y cucarachas en submarinos

Leila Satari, Alba Guillén, Àngela Vidal-Verdú y Manuel Porcar son los investigadores de la Universidad de Valencia que realizaron ese estudio sobre los chicles que no era ninguna broma: apareció publicado en Nature.com.

En esa investigación concluyeron que el descubrimiento de lo que ocurre con las bacterias en esos chicles “tiene implicaciones para un amplio rango de disciplinas, incluyendo la medicina forense, el control de enfermedades contagiosas, o la bioremedación de residuos de chicles”.

 

Este fue uno de los estudios galardonados con los Ig Nobel, unos sorprendentes premios que nacieron en 1991 de la mano de la publicación Annals of Improbable Research para celebrar logros inusuales o triviales en el ámbito de la investigación científica. Su objetivo es más serio de lo que podría parecer, y el eslógan de los premios es “honrar a logros que primer hacen a la gente reir, y luego la hacen pensar“.

loading...

En esta edición el estudio de la Universidad de Valencia ha compartido galardón con varias investigaciones igualmente sorprendentes. En una de ellas investigadores de la Universidad de Utah demostraron que tener barba es buena idea si uno va a meterse en una pelea.

No probaron su teoría pegándose de tortas, sino usando un compuesto de fibra de epoxi que simulaba el hueso humano y piel artificial a la que luego le adherían una barba artificial. Al descargar peso sobre esa “cara simulada” vieron claramente cómo las muestras con barba absorbían más energía que las que no la tenían.

La cosa no se queda ahí: otro equipo de investigadores de la Marina de los Estados Unidos descubrieron un método más barato y efectivo para control las potenciales plagas de cucarachas en submarinos. Ya había estudios de 1971 tratando este tema, pero ahora descubrieron un método mejor gracias a un pesticida llamados Dichlorvos.

El listado de ganadores de 2021 es una oda a los descubrimientos curiosos: en la categoría de economía, por ejemplo, el premio fue para un estudio que indicaba que “la obesidad de los políticos de un país podría ser un buen indicador de la corrupción de ese país”. El de medicina se concedió a otra investigación que demostró que “los orgasmos sexuales pueden ser tan efectivos como las medicinas descongestivas a la hora de majorar la respiración nasal”. Maravilloso.



  ¿Te gusto la noticia? compártela en tus redes sociales.
loading...
error: