Singapur pretende que su ley contra las fake news sea aplicada por Facebook en todo el planeta

Las fake news y deep fakes han llegado con fuerza a las redes sociales. Como plataformas globales que son, son uno de los canales predilectos para divulgar información falsa o verdades tergiversadas, lo que ha provocado varios problemas en diferentes partes del mundo. Así, países como Singapur se han puesto manos a la obra y el pasado mes de octubre entró en vigor la “Protection from Online Falsehoods and Manipulation Bill”, que viene a ser una ley anti-noticias falsas.

Esta convierte en ilegales actos como difundir “declaraciones falsas de hechos” cuando esa información se considere “perjudicial” para la seguridad del país, seguridad pública, “tranquilidad pública” o las “relaciones de amistad de Singapur con otros países”. La ley contempla que el gobierno singapurense pueda decidir si obligar a eliminar algo considerado como noticia falsa o poner una corrección a su lado, pero va más allá, porque la ley permite que los ministros puedan pedirle a Facebook, una empresa globales, que bloquee cuentas o webs que publiquen información falsa, sean de donde sean.

Controlar lo global desde lo local

450 1000 Singapur pretende que su ley contra las fake news sea aplicada por Facebook en todo el planeta

La ley, por supuesto, no ha estado exenta de polémica. Organismos como Amnistía Internacional y Human Rights Watch la han criticado, apuntando que podría ser usada para censurar a los disidentes o los que no sigan el discurso del gobierno. Después de todo, es el gobierno el que decide qué es fake news y qué no, a lo que se le debe sumar que Singapur es uno de los países con menor índice de libertad de prensa (151 de 180, según Reporteros sin Fronteras).

La “Protection from Online Falsehoods and Manipulation Bill” contempla multas de hasta 50.000 dólares singapurenses (unos 33.000 euros) por difundir información falsa y hasta cinco años de prisión. Curiosamente, la pena se agrava si se emplea “una cuenta online no auténtica o controlada por un bot”, ascendiendo la multa hasta los 100.000 dólares singapurenses (66.000 euros) y hasta 10 años de prisión. Más sangrante aún es el caso de las empresas acusadas de publicar noticias falsas, que se enfrentan a un millón de dólares singapurenses en multas (660.000 euros).

Las empresas acusadas de divulgar información falsa se enfrentan a multas de hasta 660.000 euros

Los ministros tendrán que explicar por qué consideran que una noticia es falsa, es decir, que no podrán marcar el contenido “a dedo” siempre y cuando moleste, pero la preocupación está en que se pueda hacer uso de esta ley para censurar opiniones no afines, incluso aquellas que provengan de fuera del país.

loading...

En The Verge citan algunos ejemplos, como un medio con sede en Australia que se hacía eco en Facebook de una supuesta detención de una persona que hablaba de las aficiones religiosas de un candidato político. Los ministros singapurenses ordenaron al medio que incluyera la respuesta del gobierno, y así puede verse reflejado en la publicación. De hecho, la persona que divulgó la información ha sido arrestada y se enfrenta a cargos policiales por “producir noticias falsas”.

Update (28 Nov): The Singapore government claimed that no arrest was made. This runs in contrary to the tip off we…

Posted by States Times Review on Friday, November 22, 2019

Facebook, por su parte, dijo a Reuters que “había emitido un aviso de corrección en la publicación de un usuario a petición del gobierno de Singapur ” ya que “Facebook tiene la obligación legal de decirle [al medio] que el gobierno de Singapur dice que esta publicación tiene información falsa” . El aviso solo es visible para usuarios de Singapur, aunque el cambio es visible a nivel global. En España, de hecho, puede verse sin problema.

Algo similar ocurrió con Brad Bowyer, un político de la oposición que criticaba la independencia de los fondos de inversión estatales. El gobierno tachó su publicación como falsa y Bowyer tuvo que corregir, añadiendo en la zona superior que la información “contiene declaraciones de hechos falsas”. Posteriormente, el político aclaró en su Facebook que “aunque no tengo problemas en seguir la ley, y es justo tener ambos lados del argumento disponibles para su revisión, eso no significa que esté de acuerdo con la posición que están tomando o con admitir cualquier declaración falsa de mi parte”.

Es normal que Facebook bloquee el contenido que viola las leyes locales. Esto es algo público y puede verse en los informes de transparencia publicados por la compañía, que muestran que hasta junio de 2019 se han hecho cerca de 18.000 bloqueos. Lo novedoso está en que la ley de Singapur es la primera en exigirle a Facebook que publique correcciones a petición del gobierno.

El proyecto de ley se aprobó en mayo. Por aquellos entonces, Kasiviswanathan Shanmungan, Ministro de Interior de Singapur, dijo que no veía incompatibilidades entre esta ley y la libertad de expresión, puesto que “aquí estamos hablando de falsedades. Hablamos de bots, trolls, cuentas falsas, etc. El funcionamiento de una sociedad democrática depende de que sus miembros estén informados y no mal informados”.

Esta declaración choca frontalmente con la de Nicholas Bequelin, director de Amnistía Internacional para Asia Orienta y Suroriental, que afirmó que “dado el notorio historial de Singapur de censurar las críticas al gobierno (…) los singapurenses tienen razones para temer que esta ley esté diseñada para amordazar la libertad de expresión en Internet“.



  ¿Te gusto la noticia? si es así apoyanos compartiéndola en tus redes sociales. Déjanos un comentario. Te invitamos a que nos sigas por nuestras redes sociales, nos encuentras en twitter y facebook como InfoUnoOficial - https://www.facebook.com/InfoUnoOficial/
Mi texto escondido
 

loading...
error: