contador de visitas

Los antiguos cristianos creían en la reencarnación. ¿Porque fue quitada de la biblia?

En 367 dC, uno de los patriarcas de la iglesia primitiva, Atanasio, nombró sesenta y seis textos espirituales que debían formar el canon de la iglesia. De los numerosos evangelios y antiguas escrituras judías, solo estos textos seleccionados debían ser reconocidos como transmisores oficiales de la palabra de Dios. Este evento tuvo un gran impacto en la forma en que se entiende la doctrina cristiana en la actualidad.

Sin embargo, los teólogos y los historiadores bíblicos han empezado a examinar los textos excluidos y se han preguntado cuán fundamentalmente habría cambiado el cristianismo si hubieran sido permitidos en el canon oficial de la iglesia.

Los antiguos cristianos que creían en la reencarnación.

En los albores del cristianismo, la religión tenía una teología notoriamente mal definida y caótica. Durante un breve período de tiempo, la teología cristiana fue algo así como un asunto anárquico con varias sectas en diversos lugares geográficos que surgieron con sus propias ideas fundamentalmente diferentes de lo que significaba su fe.

En esta era, los cristianos pueden estar de acuerdo en muy poco con respecto a los valores subyacentes de su fe o incluso la historia personal de Jesucristo. Mientras que algunos de estos cristianos primitivos tenían nociones de la vida eterna en el cielo que se ganaban para los fieles a través del sacrificio de Jesús en la cruz, otros tenían ideas muy diferentes.

Investigaciones recientes sobre la escritura cristiana temprana dejan muy claro que una de las teorías más populares entre los primeros creyentes fue la reencarnación. Las ideas de estos primeros cristianos estuvieron sorprendentemente en línea con el fundamento teológico de las religiones orientales, como el hinduismo y el budismo, con respecto a la reencarnación.

A medida que la iglesia comenzó a evolucionar, la reencarnación como principio de fe en el cristianismo se convirtió principalmente en reserva de los gnósticos, una influyente secta del cristianismo. Desafortunadamente, los gnósticos se vieron arrastrados a una rivalidad teológica con otros grupos más poderosos y más grandes, y eventualmente sus creencias llegarían a ser consideradas completamente heréticas por la incipiente iglesia institucionalizada.

En el año 553 dC, el emperador Justiniano y la emperatriz Teodora convocaron un concilio de figuras cristianas establecidas para debatir y aclarar las doctrinas aceptables dentro del cristianismo. Este consejo, que se conoce como el Quinto Concilio Ecuménico o el Segundo Concilio de Constantinopla, procedió a emitir una lista de decretos que declaraban que algunos principios de fe eran heréticos.

En un movimiento que demuestra cuán feroz era la oposición a la fe gnóstica entre los practicantes religiosos más conservadores, el primero de estos decretos se refería a la reencarnación.

El decreto dice:

“Si alguien afirma la fabulosa preexistencia de las almas, y afirmará la monstruosa restauración que sigue de ella: que sea anatema”.

Este decreto significaba que la reencarnación era oficialmente considerada herejía tanto por la Iglesia de Roma como por el Imperio Bizantino, y aquellos que la defendían como un verdadero principio podían ser excomulgados de la gracia de Dios.

A medida que la Iglesia de Roma se hizo más y más poderosa, las ideas de los gnósticos y otras sectas cristianas con respecto a la reencarnación cayeron en la oscuridad. Pocas personas hoy en día son conscientes de la gran variedad de la teología cristiana o de lo significativamente que podría haber cambiado si otra agrupación teológica se hubiera vuelto más poderosa en los primeros años de la fe.

 

 

 

  Danos tu comentario sobre la noticia, si te gusto compártela por tus redes sociales  
brujita 2 whatsapp Los antiguos cristianos creían en la reencarnación. ¿Porque fue quitada de la biblia?
error: Esta opción no esta disponible, Siganos https://www.facebook.com/InfoUnoOficial/