Los microbots han aprendido a encontrar la salida de una trampa simplemente copiando el comportamiento de las hormigas vivas

Para crear un enjambre de robots efectivo, debe enseñarles a trabajar juntos para resolver problemas prácticos complejos, pero al mismo tiempo, ni el análisis de la situación ni el resultado dependen del estado de un individuo. En pocas palabras, es imposible nombrar un comandante y capataces entre los robots para controlar al resto, ya que si mueren o cometen un error, el trabajo fracasará. En busca de una solución, los investigadores de Harvard decidieron copiar la versión natural: el sistema de interacción de las hormigas.

Una hormiga obrera sabe cómo trabajar, pero por sí misma no determina dónde y en qué aplicar sus esfuerzos. Pero es necesario, porque su tarea principal es cuidar el hormiguero y no sus propias necesidades. Por lo tanto, las hormigas están constantemente en contacto entre sí con la ayuda de antenas y se mueven a lo largo de las huellas de feromonas para encontrar lugares donde se congregan otras hormigas. Donde todos se han reunido, está el trabajo más importante en este momento.

robomuravi IQeb Los microbots han aprendido a encontrar la salida de una trampa simplemente copiando el comportamiento de las hormigas vivas

En el experimento, los científicos colocaron un grupo de hormigas en una trampa con forma de jaula con paredes de arena. Algunas hormigas espontáneamente comenzaron a cavarlo en diferentes lugares, pero sus esfuerzos no fueron suficientes. Sin embargo, cuando las hormigas se reunían en un lugar, excavaban fácilmente una salida. Con base en el experimento, se crearon “hormigas robot” primitivas que podían arrastrarse, mover simuladores de granos de arena y dejar un rastro de luz en la superficie.

Las hormigas robot recibieron solo tres instrucciones. En primer lugar, no choquen entre sí. En segundo lugar, arrastre los granos de arena de las áreas con un rastro de luz brillante a las oscuras. En tercer lugar, seguir de las zonas oscuras a las claras. Después de un tiempo, las hormigas robot, sin darse cuenta, desmantelaron con éxito la barrera y se encontraron libres. Este algoritmo puede ser útil para programar enjambres de robots para resolver problemas complejos junto con un poder computacional mínimo.



  ¿Te gusto la noticia? compártela en tus redes sociales.
error: