Científicos rusos desarrollan nuevos implantes biocompatibles

Científicos de la Universidad Médica Estatal de Tyumen del Ministerio de Salud de Rusia (TyumSMU) están creando nuevas estructuras e implantes metálicos de titanio biocompatibles con un recubrimiento mineral de fosfato de calcio bioactivo sintético para el tratamiento de pacientes con patologías óseas, informó el servicio de prensa de la universidad.

El principal indicador de la calidad del tejido óseo es la densidad mineral. La disminución de esta densidad conduce al debilitamiento de los huesos y la fragilidad. Los cambios degenerativos en el tejido óseo suelen estar asociados al proceso natural de envejecimiento, aunque también pueden ser causados ​​por patologías graves. Una de las patologías más graves y comunes es la osteoporosis, una enfermedad sistémica que afecta a todos los huesos del esqueleto, haciéndolos quebradizos, explicaron los científicos.

La manifestación clínica principal de la osteoporosis son las fracturas “osteoporóticas” de baja energía, como las fracturas en el cuello femoral o el hueso radial en una “ubicación típica”. Estos pueden ocurrir como resultado incluso de un trauma menor, por ejemplo, como una caída desde la propia altura o levantar un peso pequeño.

“En la actualidad, las personas ancianas y seniles muestran un alto porcentaje de resultados insatisfactorios del tratamiento quirúrgico con el uso de estructuras metálicas, lo que lleva además a la discapacidad y resultados letales. Una de las causas de este problema es el aumento de la destrucción ósea alrededor de la estructura metálica instalada. resolver este problema, es necesario aumentar las propiedades osteointegradoras de la superficie de las construcciones e implantes metálicos de titanio”, dijo Alexander Markov, director e investigador principal del Instituto Universitario de Investigación de Biotecnología Médica y Biomedicina de TyumSMU.

En la primera etapa, los investigadores se centraron en mejorar la osteointegración (fusión de la superficie del implante con el tejido óseo).

Desarrollaron estructuras de metal de titanio e implantes con un recubrimiento de fosfato de calcio bioactivo que se aproxima a la composición mineral del tejido óseo. Estas muestras tienen una base de fosfato de calcio complementada con elementos biogénicos (magnesio, flúor, boro) que participan activamente en los procesos de regeneración del tejido óseo.

“Actualmente, la práctica mundial utiliza recubrimientos sintéticos a base de hidroxiapatita y otros compuestos de calcio para articulaciones endoprótesis e implantes dentales. No existen en el mercado del metal estructuras metálicas con recubrimientos bioactivos para la osteosíntesis necesarias para el tratamiento de pacientes con perfil traumatológico, especialmente con fracturas por osteoporosis. Por lo tanto, nuestros desarrollos nos permiten crear estructuras metálicas biocompatibles cualitativamente nuevas que pueden convertirse en las ‘estructuras metálicas de elección’ para el tratamiento de pacientes con patologías óseas causadas por la osteoporosis”, explicó el profesor asociado Markov.

Hasta la fecha, los investigadores de la universidad continúan buscando formas efectivas de dar a la superficie de las estructuras metálicas de titanio no solo propiedades osteointegradoras sino también antibacterianas. Los científicos utilizan un recubrimiento poroso en combinación con un agente antibacteriano para lograr los resultados deseados. Esto aumenta la osteointegración y reduce el riesgo de complicaciones sépticas purulentas en el postoperatorio.

 



  ¿Te gusto la noticia? compártela en tus redes sociales.
error: