Emplean mosquitos modificados para administrar vacunas

Un equipo de investigadores chinos desarrolló una nueva tecnología que emplea mosquitos para inmunizar a ciertos animales contra algunas enfermedades virales peligrosas. El estudio podría ser una contribución importante para reducir las infecciones con virus zoonóticos del grupo de los flavivirus y ayudar a salvar la vida silvestre en peligro de extinción, expusieron los autores en una publicación reciente, en Nature Communications.

Los virus zoonóticos circulan en el reservorio natural y esporádicamente se propagan a las poblaciones humanas, dando lugar a endemias o pandemias. Los investigadores desarrollaron una vacuna de prueba, administrada por mosquitos, con base en el hecho de que el virus Chaoyang (CYV), un flavivirus específico de insectos, se multiplica defectuosamente en las células de los vertebrados.

Desarrollo y prueba de la vacuna

La vacuna para controlar un peligroso flavivirus, el del zika (ZIKV), la construyeron al reemplazar mediante modificaciones genéticas algunas partes del CYV con las del ZIKV. Al alimentar a los mosquitos con sangre que contenía este virus quimérico (CYV-ZIKV), los insectos se transformaron en portadores de vacunas. De esta manera, lograron multiplicar eficientemente el CYV-ZIKV en mosquitos Aedes, que solamente pasó a la saliva del vector, sin posibilidad de transmitirse de manera sexual.

Para reducir el riesgo de que el virus CYV-ZIKV se filtrara al medio ambiente, los mosquitos fueron sometidos a rayos X para garantizar un 100 % de infertilidad, lo que no afectó la presencia viral en la saliva. En las pruebas posteriores, cada ratón de laboratorio fue picado hasta tres veces por 30 mosquitos diferentes, para simular las condiciones naturales. La inmunización de ratones a través de picaduras de mosquitos portadores de CYV-ZIKV provocó respuestas inmunitarias específicas de ZIKV sólidas y persistentes. De este modo, confirieron una protección completa contra el ZIKV, demostrando la efectividad de la nueva vacuna.

En consecuencia, los ratones vacunados, al generar una respuesta inmune, ya no podían transmitir el ZIKV. Los investigadores concluyeron que la inmunización con una vacuna vectorizada por ISF a través de picaduras de mosquitos es factible para inducir una inmunidad colectiva en hospedantes silvestres de ZIKV. En su criterio, este resultado proporciona una vía futura para desarrollar una vacuna administrada por mosquitos, para eliminar los virus zoonóticos en el ciclo selvático.

También indicaron que la inmunización dirigida de animales salvajes que son reservorios de virus constituye un enfoque prometedor, no solo para el control de enfermedades zoonóticas que infectan a animales domésticos y humanos, sino también para la protección de la vida silvestre en peligro de extinción, como sería entre otros el caso del Grévol engolado (Bonasa umbellus) diezmado por el virus del Nilo Occidental.

rt

 



  ¿Te gusto la noticia? compártela en tus redes sociales.
error: