Observatorios rusos descubren nuevo asteroide que se acerca a la Tierra

La NASA publicó imágenes de su misión experimental de redirección de doble asteroide (DART) para colisionar una nave espacial con un asteroide recientemente, y el jefe científico de la agencia elogió el esfuerzo continuo para enseñar a los ingenieros cómo “desviar y defenderse” contra objetos potencialmente peligrosos que se precipitan hacia la Tierra.

Dos observatorios en el sur de Rusia han descubierto un nuevo asteroide, 2022 SE37, acercándose a la Tierra.

El diámetro del asteroide, que los dos observatorios rastrearon el 1 de octubre, es de medio kilómetro y gira alrededor del Sol en una órbita alargada con un período de 3,44 años, confirmó el Instituto Keldysh de Matemáticas Aplicadas de la Academia de Ciencias de Rusia. en su canal de Telegram.

El instituto aclaró que en un futuro previsible el asteroide no representa un peligro para la Tierra. La publicación también va acompañada de imágenes del asteroide, que fueron tomadas por un telescopio en el pueblo de Kochevanchik y un telescopio de la Universidad Estatal de Kuban.

La detección del nuevo asteroide se produce cuando la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio de EE. UU. (NASA) publicó recientemente imágenes de una misión experimental para colisionar su nave espacial de prueba de redirección de doble asteroide (DART) con un asteroide.

Las imágenes, capturadas por el Telescopio Espacial Hubble y su sucesor, el Telescopio Espacial James Webb, mostraron la llamarada luego de que la nave chocara a alta velocidad con el asteroide Dimorphos, que orbita la roca más grande Didymos el 26 de septiembre.

La misión DART fue diseñada para probar la viabilidad de desviar un gran asteroide o cometa que estaba en curso de colisión con la Tierra. El último experimento fue aclamado por la agencia espacial de EE. UU. porque permite a los científicos obtener conocimientos sobre cómo tales impactos cinéticos pueden alterar la órbita de un asteroide.

Si bien la mayoría de los objetos cercanos a la Tierra tienen órbitas que no los acercan demasiado a la Tierra, un pequeño número de ellos, de más de 460 pies (140 m) de tamaño y con órbitas que los acercan a 4,6 millones de millas (7,5 millones de km) de la órbita de la Tierra alrededor del Sol – se consideran potencialmente peligrosas.

Los asteroides y cometas con órbitas que los acercan a 30 millones de millas (48,3 millones de kilómetros) de la Tierra se denominan objetos cercanos a la Tierra (NEO, por sus siglas en inglés). En consecuencia, la NASA y otras organizaciones espaciales de todo el mundo mantienen que han estado en una misión para identificar las amenazas de los NEO que podrían causar daños significativos.

 

sk



  ¿Te gusto la noticia? compártela en tus redes sociales.
error: